Nuevo estudio muestra mayores riesgos de toxicidad cerebral por el uso de anestesia en niños(as) sometidos a hospitalizaciones o cirugías reiteradas. Por Doctora Arlene B. Baratz

Nuevo estudio muestra mayores riesgos de toxicidad cerebral por el uso de anestesia en niños sometidos a hospitalizaciones o cirugías reiteradas

Por Doctora Arlene B. Baratz

Traducción: Laura Inter del artículo “New study shows Higher Risks of Significant Anesthetic Brain Toxicity in Children with Repeat Hospitalizations or Surgery” de la Doctora Arlene B. Baratz

Fuente: https://interactadvocates.org/new-study-shows-higher-risks-of-significant-anesthetic-brain-toxicity-in-children-with-repeat-hospitalizations-or-surgery/

 Anestesia-Bebe

Dra. Arlene B. Baratz

Presidenta del Comité de Políticas médicas y de investigación: interACT Advocates for Intersex Youth

Coordinadora de Asuntos Médicos y de Investigación: Grupo de Apoyo AIS-DSD

En 2017, la FDA (siglas en inglés para la Administración de Medicamentos y Alimentos) anunció que la anestesia pediátrica puede afectar negativamente el desarrollo cerebral, y emitió su más fuerte advertencia (black box warning). [1] Como médico y como madre de adultos intersexuales, escuché decir a otros padres de niños (as) con variaciones en las características sexuales que [los médicos] al comunicarles los riesgos de la cirugía temprana en la niñez destinada a ‘normalizar’ las variaciones en la apariencia genital, restan importancia a la neurotoxicidad de la anestesia como si fuera un factor insignificante, basándose en datos previos de pruebas en primates y en grupos pequeños de seres humanos.

Los resultados de un importante estudio destacaron los riesgos prevenibles de la cirugía y anestesia temprana en niños (as) con diferencias genitales. Un reciente y gran estudio poblacional en Australia, muestra que los niños pequeños expuestos a anestesia general tienen un progreso más deficiente al entrar a la escuela, y peores resultados en las pruebas escolares estandarizadas subsiguientes, que sus compañeros que no fueron expuestos a anestesia, en especial si fueron hospitalizados en repetidas ocasiones. Schneuer et al, en “El Impacto de la Anestesia General en el Desarrollo del Niño y su Desempeño Escolar: un Estudio Poblacional”, [2] evalúa los datos escolares de los niños de Nueva Gales del Sur, Australia. Este representa el primer estudio de su tipo que puede ser generalizado a otras poblaciones debido a la gran cantidad de niños evaluados. Entre los niños que fueron expuestos a anestesia general, están disponibles medidas de evaluación validadas internacionalmente para 82,156 niños, y resultados de pruebas escolares validadas nacionalmente para lectura y matemáticas para 153,025 niños. Para destacar los efectos potenciales de las condiciones que pueden afectar la cognición, se excluyeron a los niños que presentaban graves condiciones neurocognitivas congénitas.

Los niños recibieron una prueba de desarrollo de AvEDI, que evalúa la competencia social, así como otros 5 rubros: salud física y bienestar, madurez emocional, habilidades en la comunicación y conocimiento general, lenguaje, y habilidades cognitivas (matemáticas, lectura y escritura). Los puntajes dentro del 10% más bajo en dos o más de estos rubros, indican un alto riesgo en el desarrollo. Entre los niños pequeños expuestos a anestesia, el 17% tienen alto riesgo para el desarrollo en el AvEDI; solo el 10% que contaba con una sola hospitalización escapa a ese riesgo.

La exposición a la anestesia también afecta el aprendizaje. Los resultados educativos de 3er Grado entre los niños expuestos a anestesia están por debajo del estándar australiano mínimo para las matemáticas, representando un 34%, y para lectura un 24%; el porcentaje en matemáticas solo se reducen en el grupo que solo había tenido una sola hospitalización. Los niños expuestos a anestesia general en más de una ocasión corren un mayor riesgo, sin importar la edad a la que fueron expuestos a esta.

El tiempo y la necesidad de la cirugía que se realiza únicamente para cambiar la apariencia genital, es un tema de intenso debate. Aunque las consecuencias adversas y a largo plazo de vivir con diferencias genitales no han sido comprobadas, los argumentos a favor de la cirugía [genital] temprana infantil están basados principalmente en presuntas preocupaciones psicosociales, que incluyen el prevenir la ansiedad parental, el estigma social y efectos psicosexuales adversos. [3] La mayoría de los niños que sufrieron cirugías [genitales] para alterar su apariencia, fueron niñas sometidas a genitoplastias feminizantes y tenían Hiperplasia Suprarrenal Congénita (HSC).

Estas niñas con HSC tienen dos importantes factores riesgo para la neurotoxicidad de la anestesia. El primero es que es usual que haya varias cirugías, incluso cuando las niñas son atendidas por expertos en centros multidisciplinarios: recientes estudios muestran que el 10% de las niñas con HSC fueron sometidas a varias cirugías tan solo durante su primer año. [4] El segundo es que las hospitalizaciones son comunes en niñas con HSC perdedora de sal, una condición médica grave que afecta aproximadamente al 75% de las niñas con HSC que cuentan con una diferencia genital. Alrededor de un tercio de las niñas con HSC perdedora de sal son hospitalizadas durante la infancia, la mayoría menores de 2 años. [5] En promedio, las bebés (menores de 12 meses) son hospitalizadas dos veces; la mayoría de las hospitalizaciones son inevitables, con un 75% que se debe a infecciones, como lo muestra un estudio. [6]

Los padres entrevistados para un informe de Human Rights Watch de 2017, indicaron que no se les informó acerca de los efectos neurotóxicos de la anestesia. [7] Los nuevos resultados de Australia destacan la urgente necesidad de incluir los riesgos de la anestesia en las discusiones acerca de la genitoplastia temprana infantil para niñas con HSC perdedora de sal. Le debemos a los padres una discusión cuidadosa acerca de los recientes hallazgos que indican que los riesgos cognitivos y del desarrollo que tiene la anestesia general aumentan significativamente en niñas como estas, que pueden ser hospitalizadas u operadas en repetidas ocasiones. Los padres que se enfrentan a una enfermedad tan grave e impredecible como la HSC perdedora de sal en niñas médicamente vulnerables, tienen el derecho de posponer los procedimientos no esenciales que requieren anestesia general.

  1. Comunicado sobre la seguridad de los medicamentos de la FDA. La FDA aprueba cambios en la etiqueta para el uso de anestesia general y medicamentos para sedación en niños pequeños. 2017 27/04/2017; Disponible en: https://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm554634.htm
  2. Schneuer, F.J., et al., The impact of general anesthesia on child development and school performance: a population-based study. Pediatric Anesthesia, 2018.
  3. Wolffenbuttel, K.P. and N.S. Crouch, Timing of feminising surgery in disorders of sex development, in Understanding Differences or Disorders of Sex Development (DSD), S.F. Ahmed and O. Hiort, Editors. 2014, Karger: Basel. p. 210-21.
  4. Nokoff, N.J., et al., Prospective assessment of cosmesis before and after genital surgery. J Pediatr Urol, 2017. 13(1): p. 28 e1-28 e6.
  5. Age, insurance status related to hospitalization for children with congenital adrenal hyperplasia. 2017.
  6. Yang, M. and P.C. White, Risk factors for hospitalization of children with congenital adrenal hyperplasia. Clin Endocrinol (Oxf), 2017. 86(5): p. 669-673.
  7. Human Rights Watch. “I Want to be Like Nature Made Me”: Medically Unnecessary Surgeries on Intersex Children in the US. © 2017 by Human Rights Watch.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s