¿Por qué las personas intersexuales NO deberían ser asignadas en un “tercer sexo” al nacer?

¿Por qué las personas intersexuales NO deberían ser asignadas en un “tercer sexo” al nacer?

Por Laura Inter

bebés

Decidí escribir sobre esto porque en los últimos años en México, y en otras partes del mundo, hemos visto iniciativas de ley que pretenden registrar a las personas intersexuales como pertenecientes a un “tercer sexo” al nacer. También es común que constantemente me pregunten si este tipo de iniciativas benefician a las personas intersexuales. La respuesta es no, definitivamente no.

El registrar al nacer a un bebé como “intersexual” o en una “tercera opción” en los certificados de nacimiento exclusiva para personas que nacieron con variaciones en las características sexuales, pensamos que NO es lo correcto ni una solución a los problemas que enfrentamos. La intersexualidad no es un “tercer sexo”, no solo existe una sola corporalidad intersexual, y el decir que la intersexualidad es un “tercer sexo” resulta confuso e inexacto. Existen muchas configuraciones corporales que pueden ser contempladas bajo el término general: “intersexualidad”.

Por otro lado, el asignar o registrar a las personas que nacen con características intersexuales bajo una tercera categoría,  podría provocar que fueran señaladas y sometidas a discriminación al establecerse en sus documentos oficiales que pertenecen a un “tercer sexo/género”, sobre todo en nuestros países latinoamericanos, lo que además pensamos crea confusión sobre lo que es la intersexualidad, haciendo que algunas personas puedan creer erróneamente que ser intersexual es una identidad de género, y reafirmando la idea errónea de que ciertas características sexuales están intrínsecamente vincularas a una identidad de género específica. Por consiguiente, esta situación podría hacer que los padres se sintieran presionados a realizar las cirugías “normalizadoras” en sus hijos e hijas lo antes posible con la finalidad de poder asignarles al género masculino o femenino, que es lo que terminó sucediendo en Alemania con su llamada “ley del tercer género”, la cual fue aprobada en 2015.

Pensamos que lo ideal sería eliminar la casilla de sexo/género de los documentos de identidad, para todas las personas, pero si esto no es posible, pensamos que lo mejor es asignar a los bebés intersexuales como niños o como niñas, según las mejores expectativas, sin que esto implique la realización de procedimientos quirúrgicos médicamente innecesarios, y sin el consentimiento informado de la persona, para adaptar sus cuerpos a los estándares establecidos para los cuerpos típicamente masculinos o femeninos, y estar conscientes que, como cualquier persona, estos niños o niñas al crecer pueden o no identificarse con esa asignación. Hay que recordar que los cuerpos masculinos y femeninos pueden tener muchas formas, y que todo cuerpo cuenta con características que varían entre sí.

Si alguna vez existe una tercera casilla en los documentos de identidad, proponemos que se usen términos como “no binario”, y que esta tercera categoría sea accesible a todas las personas (cuenten o no con una corporalidad intersexual) y solo se inscriba a petición de la persona interesada.

Al respecto, la Declaración de San José de 2018 establece:

  • “Rechazar las conceptualizaciones y asignaciones de la intersexualidad como un “tercer sexo”, “tercer género”, “sexo indefinido”, “sexo indeterminado”, “sexo ambiguo” o similares al nacer, así como la práctica de dejar en blanco el casillero correspondiente a la asignación de sexo tras el parto o alumbramiento, en tanto dichas anotaciones no reflejan la diversidad de cuerpos que habitamos y vulneran nuestro derecho a la privacidad. Esto debido a que actualmente en nuestros países es obligatorio inscribir a los recién nacidos en un sexo, recomendamos que se asigne masculino o femenino, de acuerdo con las mejores expectativas, sin que esto conlleve la modificación de nuestros cuerpos intersex con la finalidad de adaptar las formas corporales a las nociones de lo que se cree debería ser un cuerpo típicamente masculino o femenino.”

Y la Declaración Pública del Tercer Foro Intersex Internacional de 2014 establece:

  • “Registrar a l*s niñ*s intersex como mujeres o varones, sabiendo que, como todas las personas, ell*s pueden identificarse en un sexo o género diferente al crecer.”

Para más información sobre este tema sugerimos el siguiente artículo:

Sobre un tercer marcador de género. Hana Aoi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.