La mejor fotografía de Del LaGrace Volcano: mi masculinidad de máscara azul | Entrevista por Edward Siddons

La mejor fotografía de Del LaGrace Volcano: mi masculinidad de máscara azul.

Entrevista por Edward Siddons

Traducción: Laura Inter del artículo “Del LaGrace Volcano’s best photograph: my blue mascara masculinity” Entrevista por Edward Siddons

Fuente: https://www.theguardian.com/artanddesign/2019/aug/15/del-lagrace-volcano-best-photograph-between-genders

“Nací con una variación intersexual. Durante años la oculté. Entonces fui a Italia y dejé que creciera mi barba. Fue profundamente liberador”.

DeLaGrace
Autorretrato con barba azul, 1995. Fotografía: Del LaGrace Volcano/Cortesía del artista.

Tomé esta fotografía en 1995 en el estudio de mi casa en Highbury Hill, Londres. En ese momento estaba en un estado liminal con mi género: Me movía de ser percibido como mujer a ser pervivido como hombre, pero en realidad estaba haciendo las paces con el hecho de que nací intersexual.

No estaba transicionando. No tenía interés en moverme de un punto fijo a otro. Los espacios en el medio siempre me habían parecido mucho más interesantes. Pero esta época se sentía como un momento decisivo en mi descubrimiento de la ambigüedad en mi género que siempre había estado ahí. Sentí que esto necesitaba ser documentado.

Durante toda mi vida, me aterrorizó el no ser percibido como adecuadamente femenina, tanto por las personas heterosexuales como por la comunidad de lesbianas a la que pertenecía. Debido a ese miedo, me arrancaba las barbas que brotaban de mi barbilla – literalmente los sacaba con pinzas tan pronto se hacían visibles. Pero había entrado a un concurso para Drag Kings en el National Film Theatre, y a mi pareja de ese entonces le gustaba más mi masculinidad que mi feminidad, así que sentí que era el momento adecuado para aceptar mi cuerpo.

Fui a Italia por un mes, y dejé que mi barba creciera por primera vez. Fue profundamente liberador. Sentí que hacía las paces conmigo mismo. Cuando regresé a Londres la conservé. Esta foto me importa porque es ambigua: Estoy luciendo la barba, y jugando con la masculinidad en mi pose, pero la máscara azul en mi vello facial y el maquillaje en mi cara, suavizan la toma. Me sentía adecuado y honesto, en relación a donde me encontraba en ese periodo de mi vida.

El autorretrato es fundamental en mi trabajo: es una forma de entender, responder y hacer las paces con mi diferencia. Nací con una variación intersexual, y cuando llegó la pubertad, me desarrollé de manera asimétrica: por ejemplo, un pecho era mucho más grande que el otro.

Durante años lo oculté. Oculté lo que me hacía diferente, y lidié con años de abuso por tener una apariencia diferente, por ser un poco gordo, por no ajustarme. Mi madre era hermosa – una belleza tipo modelo de moda – y yo no era como ella. Destruí casi todas las fotos existían de mí de esos años, porque me sentía desagradable.

El autorretrato fue una forma de permitir que otras personas me vieran como yo me veía. No fue un proyecto narcisista – nunca estuve interesado en que me vieran como una persona más hermosa o atractiva que otras – sino fue un intento de recuperar un sentido de mí y de mi valor, después de los años que me habían sido arrebatados.

He sido muy fotografiado y me han tomado varios videos durante mi vida, y gran parte de este material presenta una imagen de mí que encuentro absolutamente devastadora. El autorretrato era yo adoptando una postura, tanto para mí como para las personas como yo que difieren de la norma. Porque, si bien soy el tema en gran parte de mi trabajo, este no es solamente acerca de mí. Cuando las personas hablan sobre el autorretrato o la escritura confesional, a menudo tiene un toque peyorativo, como si estuvieras siendo autoindulgente o como si hubiera algo malo con esto.

Pero creo que la verdadera pregunta es ¿porqué te conviertes en el tema de tu arte y cuál es tu objetivo? ¿Es recibir atención? Porqué yo ya recibí mucha. Para mí, es presentarme a mí mismo con la esperanza de que otras personas como yo entiendan que sus diferencias son valiosas, que pueden salir a la luz y sentirse orgullosas y sin remordimientos, que no tienen que ajustarse.

El autorretrato, ha sido popular entre las mujeres, personas queer, y otras minorías a través del tiempo, desde Claude Cahun en el siglo pasado, hasta Zanele Moholi en la actualidad. Creo que para nosotros(as) y para mí, es porque nos damos cuenta qué lo personal es político. Esta es nuestra forma de resistencia.

Ahora existe un interés en la fotografía queer y en los fotógrafos queer. No se que tan profundo sea o cuando durará. Cuando el año termine y ya no tengamos el 50vo aniversario de Stonewall como noticia, ¿los medios de comunicación aun nos harán espacio? ¿las galerías aun mostrarán nuestro trabajo? ¿les importará a las audiencias que no son queer? Mira este espacio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.