Programa de TV: Insight sobre Intersex – entrevista a Bonnie y Phoebe Hart (SIA)

Programa de TV: Insight sobre Intersex – entrevista a Bonnie y Phoebe Hart (SIA)

Entrevista con Bonnie y Phoebe Hart del minuto 6:50 al minuto 16:07.

Traducción al español: Laura Inter

Entrevista a Bonnie y Phoebe Hart, personas intersex con insensibilidad a los andrógenos.

Bonnie y Phoebe Hart en programa Insight sobre Intersex

Presentadora: Bonnie, cuéntanos sobre tu situación biológica.

Bonnie: Tengo cromosomas XY, nací con apariencia femenina, tengo una identidad femenina, soy una mujer con cromosomas XY, soy una mujer intersex. Una mujer también puede tener cromosomas XY.

Presentadora: ¿Qué significa en términos de tu cuerpo? ¿Naciste con ovarios, naciste con testículos?

Bonnie: Sí, testículos no descendidos, estaban en mi abdomen. Tuve una hernia cuando tenía 18 meses de edad, y durante la cirugía para reparar la hernia, el cirujano notó que tenía testículos y no ovarios y la cirugía tomo más tiempo del esperado por que el cirujano tuvo que explorar. Y como mi hermana había tenido una hernia también y había sucedido lo mismo… supongo que pensaron que yo también pudiera tener síndrome de insensibilidad a los andrógenos completo (SIA)*.

*El síndrome de insensibilidad a los andrógenos (SIA), es una condición que influye en la capacidad del cuerpo para responder a los andrógenos (testosterona).

Presentadora:  Y aparte de los testículos, ¿hay otras características físicas que tienes o que no tienes que están relacionadas con ser hombre o mujer?

Bonnie: No tengo útero así que no menstruo, y tengo una vagina maravillosa…pero prometí que nunca iba a volver a hablar sobre mi vagina en televisión… ¡rayos!

Presentadora: Así que tuviste cirugía para reparar una hernia cuando tenías 18 meses de edad, y en ese punto todo esto fue descubierto… ¿se te explicó tu situación cuando eras niña?

Bonnie: Solo viajábamos a la gran ciudad a ver a los doctores, y eso pasó varias veces.

Presentadora: ¿Qué edad tenías cuando sucedió?

Bonnie: Desde que era una niña pequeña hasta que tenía 12 años… tuve cirugía a los 12 años para que me extirparan los testículos.

Presentadora: ¿Qué recuerdas de esa cirugía?

Bonnie: Fue muy típico… había muchas personas hablando de mí, pero no a mí; muchos exámenes físicos, un cuarto lleno de estudiantes de medicina viéndome, doctores introduciendo dedos en mi mientras hablaban con otras personas en el cuarto… se llevaba a cabo el proceso de toma de decisiones, sin que ningún doctor me explicara nada por ser una niña.

Presentadora: ¿Cómo fue ese proceso siendo que tenías 12 años?

Bonnie: Sabía que algo sucedía con los doctores, las otras citas al médico me habían ido llevando a ese punto, sabía que algo me sucedería.

Presentadora: ¿Los doctores o tus padres te explicaron exactamente lo que estaba sucediendo?

Bonnie: No, no exactamente lo que sucedía… recuerdo que los doctores me dijeron que había un riesgo de cáncer… y en particular recuerdo a mis padres diciéndome eso.

Presentadora: … si no extirpaban tus testículos internos…

Bonnie: Sí, si no tenía la cirugía para extirparlos… mi mamá decidió realizarla, aunque en realidad no le dieron otras opciones, fue lo único que se le presentó como la única opción en ese entonces, y tampoco se les dio ningún tipo de apoyo, ninguno de nosotros recibió ningún tipo de asesoría acerca de esto… simplemente dijeron: “eso tiene que ser así”.

Presentadora:  Phoebe, tu hermana mayor está aquí, Phoebe tú tienes la misma condición, también sufriste la cirugía, ¿qué edad tenías cuando la tuviste?

Phoebe: Tenía 17 años cuando me realizaron la gonadectomía.

Presentadora: ¿Cómo te fue presentada?

Phoebe: Estaba un poco más grande, estaba terminando el 12vo grado de biología, y mi mamá me explicó que tenía cromosomas 46 XY y para mí fue como: “Oh, soy un chico”, fue el primer pensamiento que tuve, pero yo siento que soy una chica, etc. Pero de alguna manera tenía sentido, porque sabía que algo estaba mal, ya que no había menstruado y no había atravesado la pubertad de la misma manera que el resto de mis amigas; además siempre me sentí diferente. Así que de alguna manera esta noticia fue como aire fresco, porque al saber que era algo médico pensé: ¡oh!, esto debe significar que hay otras personas como yo, que no solo soy yo, que no soy un extraterrestre, ni una en un millón.

Presentadora: Pero tenías a tu hermana.

Phoebe: Bueno, en realidad no sabía que Bonnie también tenía SIA, hasta después que me dijeron, así que de alguna manera me sentía como la única… y luego que me enteré fue encantador, pero también extraño, me dije: ¡Oh, Bonnie también tiene SIA!… pero fue algo que se quedó en la familia, no hablábamos de eso, mis padres no hablaban de eso, y supongo era algo que se mantenía en silencio.

Presentadora: ¿Cómo fue la cirugía?

Phoebe: Me confrontó con muchas cosas. De alguna manera estaba entusiasmada porque pensaba que me iba a “corregir”, estaba preocupada de que no pudiera tener sexo por no tener una vagina que pudiera acomodar… tú sabes… tener penetración… así que de alguna manera estaba entusiasmada de que esta cirugía me “corregiría”, pero cuando estaba ahí me sentí como un pedazo de carne, fui examinada, fotografiada, decían que hacer y qué no hacer.

Presentadora: ¿Los doctores te lo decían a ti, o entre ellos pero no a ti directamente?

Phoebe: Así es, luego desperté al mundo real, y tuve que seguir desde ahí…

Presentadora: ¿Cómo fue?

Phoebe: Fue loco… no sé qué tan bien afronté esto, debí haber estado muy deprimida… quería morir, así que… así era como me sentía, y duró por bastante tiempo… me perdí a mí misma en las drogas y en otras cosas…

Probablemente, el momento decisivo para mí fue cuando pude encontrar a otras personas, para entonces el internet había sido inventado, así que pude buscar otras personas, y eso fue un momento decisivo en mi historia.

Presentadora: Aún es inusual que las personas hablen acerca de esto, ¿no es así?

Phoebe: No se habla muy a menudo, pero lo bueno es cuando conoces a otras personas y te das cuenta cuan similar es tu historia a la de otras personas, y es algo bastante reconfortante.

Presentadora: Ambas pasaron por dilataciones vaginales, ¿podrían contarnos un poco sobre lo que eso implica? ¿cómo es pasar por eso?

Phoebe: Bueno, muchas mujeres con SIA tienen canales vaginales cortos

Bonnie: ¡Es genial que sea corto¡

Phoebe: Bueno [risas]… Así que se nos prescriben estos dispositivos que son cada vez más y más grandes… los tienes que introducir en la noche y ponerte unos pantalones muy ajustados para mantenerlos dentro, y así hacer tu canal vaginal más y más largo…. en realidad, es muy doloroso.

Presentadora: ¿Qué razón se te dio para usar esto? ¿Cuál fue la recomendación sobre el porqué deberías usar esto?

Phoebe: No estoy segura si alguna vez supe cuál era la recomendación, sabía muy poco sobre mi propio cuerpo, y solo confiaba en la información que recibía.

Presentadora: ¿Alguien te ayudó a pasar por eso? ¿Sentiste que algún médico te ayudó a pasar por eso?

Bonnie: Antes del internet, te llegaba por correo postal, lo enviaban desde la gran ciudad. Y estábamos como… ¿qué tenemos que hacer con esto?, no tenías instrucciones…

Phoebe: Recibí algún tipo de instrucciones, tenían algún sentido, me decían que tenía un canal vaginal muy corto y que esto ayudaría a agrandarlo.

Presentadora: Actualmente, ¿están bajo algún tratamiento?

Bonnie: La mayoría de las personas a las que extirpan las gónadas, tienen que someterse a una terapia de reemplazo hormonal de por vida. Así que me prescribieron estrógenos, me hicieron sentir que estaba en el cuerpo equivocado, sufrí terriblemente de depresión, tenía complejos sobre mi imagen corporal, trastornos alimenticios, esto durante mi adolescencia y edad adulta. El tomar estrógenos no iba muy bien conmigo, así que dejé de tomarlos, y ahora como consecuencia tengo osteopenia, lo que significa que tengo baja densidad ósea, tengo huesos frágiles que se rompen si me caigo mientras bailo.

Presentadora: Phoebe, ¿has tenido efectos secundarios por tomar las hormonas?

Phoebe: Sí, estuve con estrógenos por casi 20 años, y ahora estoy bajo testosterona porque pienso que esa era la hormona que mi cuerpo debería tener, ya que tenía testículos cuando era adolescente y producían testosterona, y me siento muy segura psicológicamente con testosterona y me siento mucho mejor ahora que estoy con testosterona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s