Personas intersexuales instan a prohibir las cirugías de ‘normalización’ no consensuales | ABC News

Personas intersexuales instan a prohibir las cirugías de ‘normalización’ no consensuales

Por Oliver Gordon  y Jess Longbottom

Fecha de publicación: 16 octubre 2021

Traducción: Laura Inter, del artículo ‘Intersex people urge ban on non-consensual ‘sex-normalisation’ surgeries’

Fuente: https://www.abc.net.au/news/2021-10-17/intersex-reform-sex-normalisation-surgery-children/100538054

Noah nació intersexual y dice que no hubiera permitido que los médicos lo operaran cuando era bebé. (ABC: Xavier Martin)

Noah está fascinado con la naturaleza.

A este niño de 11 años le encanta cultivar hongos, está obsesionado con las aves, y pasa gran parte de su tiempo en los arbustos alrededor de su hogar ubicado en el territorio norte de Australia.

«Y el agua, me encanta nadar», agrega pensativo.

Noah también es intersexual, un término que el describe a alguien que nace [con un cuerpo] “que no es típicamente masculino ni femenino”.

«Para algunas personas eso es bastante confuso», dice.

«La intersexualidad es una condición totalmente biológica. No es causada por una enfermedad, no es una enfermedad, es simplemente la forma en que muchas personas nacen».

Noah y sus padres sienten que su cuerpo no debería haber sido modificado cuando era más joven. (ABC: Xavier Martin)

Los padres de Noah, Colin y Tiffany, recuerdan el día en que llegó al mundo.

«Es realmente complicado describir el nacimiento de tu hijo, pero fue mágico», dijo Tiffany.

«Tuvimos parteras realmente encantadoras que vinieron a nuestra casa y ayudaron en el nacimiento de Noah», dijo Colin.

«Y justo cuando se iban, dijeron: ‘Ah, y él tiene esta diferencia anatómica. ¿Por qué no van al hospital mañana para que lo revisen?'»

Eso inició la ardua travesía de la familia entrando y saliendo de los hospitales para realizar numerosas intervenciones médicas, incluyendo cirugías.

De un hospital local, el bebé Noah fue trasladado a una clínica interestatal de especialidades, donde los médicos dijeron a Colin: “haremos a Noah tan niño como podamos”.

«Recuerdo haber tenido una conversación con uno de los urólogos que dijo: ‘Es un niño, necesita poder orinar de pie'», dijo Tiffany.

Los padres de Noah se sintieron presionados a tomar una decisión sobre un tema del que sabían muy poco.

Eventualmente, dieron su consentimiento para las cirugías que harían que los genitales de Noah funcionaran y tuvieran una apariencia típicamente masculina.

«Sentí que había mucha presión», dijo Tiffany.

Colin está de acuerdo, y dijo que ahora se siente «muy culpable» por tomar la decisión sin haber investigado más.

Noah desearía haber podido participar en la decisión, y está enojado porque los médicos operaron su cuerpo sin su consentimiento.

«Yo les habría impedido hacer las cirugías», dijo.

«Siento que deberían haberme dejado como nací».

 

Demandas para detener cirugías innecesarias y no consensuales

Hay alrededor de 70 condiciones diferentes que encajan bajo el término general ‘intersexualidad‘, que define a las personas nacidas con variaciones de las características sexuales.

No hay consenso sobre cuán comunes son las condiciones intersexuales, pero se estima que alrededor del 1,7 por ciento de los bebés australianos que nacen cada año, podrían encajar en la definición.

En algunos casos, las cirugías y los tratamientos hormonales recomendados para la juventud intersexual son urgentes y médicamente necesarios, y pueden prevenir enfermedades como el cáncer.

  • Nota de Brújula Intersexual: Estamos en desacuerdo con el párrafo anterior, ya que hace referencia a cirugías de extracción de gónadas (testículos internos u ovotestes) sin indicios de enfermedad ni de cáncer. Algunos médicos recomiendan extraer las gónadas de algunas personas intersexuales diciendo que en un futuro podrían desarrollar cáncer, siendo que el riesgo de cáncer de las personas que cuentan con testículos internos u ovotestes, es de entre 5% y 15%… Para poner en contexto, el riesgo de cáncer de mama es de entre 9% y 12%, y sería como quitar las mamas a todas las personas para prevenir el cáncer de mama, lo cual no tiene sentido. En lugar de esto, se deberían recomendar exámenes periódicos (cada año o cada 6 meses) para revisar que todo esté bien, y si todo está bien y no hay indicios de cáncer o enfermedad, no se debe extirpar un órgano o tejido sano. Además, al extirpar las gónadas, se hace dependiente a la persona a un tratamiento de reemplazo hormonal (para reemplazar las hormonas que antes producían sus gónadas), y, por ejemplo, un tratamiento con estrógenos administrado por largos periodos de tiempo, también podría provocar cáncer. Así que extirpar las gónadas (testículos internos u ovotestes) de una persona para evitar el “riesgo de cáncer” y luego administrarle estrógenos durante el resto de su vida que también le pueden provocar cáncer (entre otras muchas complicaciones)… definitivamente no creemos que tenga sentido.

En otras ocasiones, los tratamientos, también conocidos como procedimientos de normalización del sexo, son recomendados pero se pueden diferir y, a veces, se realizan simplemente para hacer que los bebés se desarrollen de una manera más típicamente masculina o femenina.

Las personas de la comunidad intersexual han estado haciendo campañas durante décadas en contra de estas cirugías que bien podrían ser diferidas.

Actualmente, poderosas instituciones están tomando nota.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Australia, Rosalind Croucher AM, dice que ha llegado el momento de poner fin a las cirugías diferibles a personas intersexuales. (ABC News)

Un informe histórico de la Comisión de Derechos Humanos, que se publicará mañana, recomienda que todos los estados y territorios australianos prohíban los tratamientos médicos innecesarios que modifiquen las características sexuales físicas, hormonales o genéticas de una niña o niño, hasta que tenga la edad suficiente para proporcionar su consentimiento.

Si se aceptan, las recomendaciones quitarán el derecho a los padres y madres a aceptar tratamientos en nombre de sus hijas e hijos intersexuales, si esos tratamientos no se consideran médicamente necesarios.

Esto sigue a un anuncio realizado por el gobierno de Victoria en julio, cuyo objetivo es prohibir las intervenciones médicas no consensuales que podrían posponerse.

La comisión ha escuchado de personas que han perdido su capacidad reproductiva, que no pueden controlar su vejiga y que han perdido la función sexual como resultado de intervenciones médicas para las cuales no dieron su consentimiento.

La presidenta de la comisión, Rosalind Croucher, dijo que muchas personas intersexuales estaban enojadas y pedían un cambio.

«[Las intervenciones médicas] deben ocurrir sólo con el consentimiento de la persona interesada», dijo.

 

División en la comunidad médica

Los médicos tienen opiniones distintas sobre lo que es una cirugía diferible, y qué tratamientos son médicamente necesarios.

Si bien algunos hospitales optan por operar a edades tempranas en el caso de ciertas condiciones intersexuales, otros no lo hacen.

La Dra. Jacky Hewitt, dice que se necesita más investigación para garantizar que las personas intersexuales jóvenes reciban tratamientos adecuados. (ABC: Oliver Gordon)

Jacky Hewitt, endocrinóloga pediátrica del Hospital Infantil Monash en Melbourne, se reúne con familias de bebés intersexuales poco después de su nacimiento.

Aunque actualmente los médicos son más conscientes de las condiciones intersexuales, dijo que los tratamientos anteriores han sido dañinos.

«Ciertamente, me gustaría reconocer que hubo algunas prácticas médicas que se realizaron en el pasado, que aunque fueron con las mejores intenciones, han provocado daños», dijo.

La Dra. Hewitt siente que debido a esto, los médicos deben tener «extremo cuidado» al tomar decisiones sobre intervenciones médicas en personas intersexuales.

Ella cree que se necesita más investigación para crear guías médicas coherentes, de modo que todas las personas intersexuales puedan recibir una atención adecuada y bien informada.

«Es fundamental que tengamos algo como un registro nacional de pacientes para estas variaciones de las características sexuales, de modo que podamos recopilar esos datos a fin de tomar las mejores decisiones para estas niñas y niños», dijo la Dra. Hewitt.

En su informe, la Comisión de Derechos Humanos recomendó que se estableciera un panel de supervisión independiente para decidir si se necesita una cirugía o un tratamiento hormonal.

La ABC se acercó a varios cirujanos que operan a niñas y niños con variaciones intersexuales, pero ninguno quiso hablar de manera oficial.

En privado, a algunos les preocupa que en el impulso de reformar las prácticas, no se hayan considerado algunos de los posibles beneficios que tienen los tratamientos diferibles.

Otros médicos están más abiertos al cambio.

 

‘Te hacen sentir como si fueras un bicho raro’

No todas las personas intersexuales están descontentas con sus operaciones.

Cuando él tenía tres años, a los padres de Peter Gassner se les dijo que necesitaba una cirugía en el pene y la uretra como una cuestión de urgencia médica.

Peter Gassner, un hombre intersexual, está feliz de haber sido operado a una edad temprana. (ABC: Toby Hunt)

«En mi caso, sentí que mis padres tomaron la decisión correcta», dijo el Sr. Gassner.

«Según lo que les dijo el cirujano, no querían que pasara por trauma y dolor innecesarios mientras crecía».

A pesar de su experiencia, cree que muchas cirugías en bebés intersexuales no son necesarias.

«[La intervención médica] debe retrasarse hasta que el niño o niña pueda dar su consentimiento legal, simplemente porque la mayoría de las veces, no hay nada malo con el niño o niña», dijo.

Tony Briffa dice que las varias operaciones y tratamientos hormonales la han dejado peor. ( ABC: Jess Longbottom )

Tony Briffa, una concejal en el oeste de Melbourne y miembro de la junta directiva de Intersex Human Rights Australia, dijo que las intervenciones en su cuerpo la han dejado peor.

Cuando tenía siete años, le extirparon las gónadas, y cuando tenía 11 le administraron hormonas femeninas, sin su consentimiento, para que se desarrollara de una manera claramente femenina.

«Básicamente, te hacen sentir como si fueras un bicho raro, como si hubieras nacido deforme y necesitaras ser modificada», dijo.

«Simplemente, me hubieran dejado en paz y permitido tomar decisiones sobre mi propio destino, como debería haber sido».

Durante 25 años, la Sra. Briffa ha abogado por reformar la forma en que los sistemas de salud atienden a las personas intersexuales, y recientemente ha trabajado junto con Equality Australia para asesorar al gobierno de Victoria.

Pero se viene abajo cuando se entera de casos como el de Noah.

«Si hubiéramos tenido éxito hace 10 años, entonces Noah no tendría que estar pasando por lo que está pasando ahora», dijo, con la voz quebrada.

«He conocido a muchas personas sobrevivientes, y a algunas que no han sobrevivido porque se quitaron la vida o tuvieron otras complicaciones médicas”.

«Estas leyes deben implementarse para protegernos».

De vuelta en el Territorio Norte de Australia, Noah sigue adelante con su vida, cría pollos y camina por los arbustos.

Espera que quienes escuchen su historia entiendan por qué es que está alzando la voz.

«Muchas noches he llorado hasta quedarme dormido por estas cirugías», dijo.

«Quiero que esto cambie. No puedo cambiar lo que me hicieron. Pero puedo cambiar lo que le podrían hacer a otras personas».

 

Noah comparte su historia para ayudar a otros. (ABC: Xavier Martin)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.