El Hospital Infantil de Boston ya no realizará dos tipos de cirugías en niñas y niños intersexuales. Por Shefali Luthra | USAToday

El Hospital Infantil de Boston ya no realizará dos tipos de cirugías en niñas y niños intersexuales

Por Shefali Luthra | USAToday

Traducción: Laura Inter del artículo: “Boston Children’s Hospital will no longer perform two types of intersex surgery on children” de Shefali Luthra | USAToday

Fuente: https://www.usatoday.com/story/news/health/2020/10/22/intersex-surgery-boston-childrens-hospitals-decision-watershed-moment-rights/3721096001/

Un importante hospital pediátrico acordó dejar de realizar ciertos tipos de cirugías genitales en niñas y niños intersexuales, si son demasiado jóvenes para proporcionar un consentimiento significativo, una decisión que, según activistas, podría ser un momento decisivo para los derechos de las personas intersexuales.

Un representante del Hospital Infantil de Boston dijo a The 19th que “no realizarán clitoroplastias ni vaginoplastias en pacientes que sean demasiado jóvenes para participar de manera significativa en el diálogo sobre las implicaciones de estas cirugías, a menos que las diferencias anatómicas amenacen la salud física de la niña o niño”. La decisión viene del programa de salud conductual, endocrinología y urología del hospital.

Cada año, alrededor del 1.7 por ciento de las personas nacen intersexuales, o personas con una anatomía sexual o reproductiva que no se ajusta perfectamente en el binario de lo típicamente masculino o femenino. Algunas personas desarrollan esas características anatómicas en la adolescencia o en la niñez, mientras que otras nacen con estas.

El Hospital Infantil de Boston dijo que ya no realizará ciertas cirugías intersexuales en niñas y niños que sean demasiado jóvenes para consentir, a menos que su salud esté en riesgo. AP File Photo

Durante décadas, el protocolo médico estándar fue utilizar la cirugía y la terapia hormonal para tratar de cambiar la apariencia física de las niñas y niños intersexuales. La clitoroplastia, la creación quirúrgica de un clítoris (que pueden implicar la reducción de su tamaño), y la vaginoplastia, que implica la construcción de una vagina, son dos de estas cirugías. Durante décadas, activistas han estado protestando contra estas prácticas, y, aunque son legales en todo el mundo, han sido condenadas por las Naciones Unidas, Amnistía Internacional y Human Rights Watch.

La decisión del Hospital Infantil de Boston podría indicar un momento decisivo, dijeron activistas. Se produce inmediatamente después de una medida similar del Hospital Infantil Robert H. Lurie de Chicago, que anunció en julio que suspendería tales cirugías intersexuales.

“Un hospital fue genial, pero la gente podría decir: ‘Oh, eso es algo poco común’. Ahora que hay dos hospitales, la gente en la comunidad va a sentirse más capaz de presionar a sus hospitales para que hagan lo mismo”, dijo Pidgeon Pagonis, cofundadora de Intersex Justise Project.

Activistas están impulsando cambios similares en otras importantes ciudades, incluyendo Nueva York, Seattle, Filadelfia, Los Ángeles y Oklahoma, dijo Pagonis. Tanto la comisionada de derechos humanos en la ciudad de Nueva York, Carmelyn Malalis, como la ex comisionada de salud, Oxiris Barbot, también se han pronunciado en contra de realizar cirugías en niñas y niños intersexuales.

Aún así, el cambio en el Hospital Infantil de Boston no es integral. El hospital no ha indicado que dejará de realizar otras cirugías intersexuales, como gonadectomias, que implican la extirpación de ciertas glándulas reproductivas, ni faloplastias, para aumentar el tamaño del pene.

“Las vaginoplastias y clitoroplastias son muy destructivas, y son noticias a las que damos la bienvenida”, dijo Pagonis. “Pero significa que aún hay más trabajo por hacer”.

Hay varias consecuencias físicas que pueden tener las cirugías intersexuales: pérdida de sensibilidad sexual, incontinencia, problemas de fertilidad y dolor durante las relaciones sexuales, entre otras. Y más allá de las consecuencias físicas, las cirugías intersexuales pueden tener un impacto psicológico de por vida.

Hay casos en los que la cirugía puede proporcionar beneficios, por ejemplo, si un bebé es incapaz de orinar, dijo Sean Saifa Wall, también cofundador de Intersex Justice Project. Pero esta situación no es lo más común. A grandes rasgos, un informe de 2017 escrito por tres ex cirujanos generales de EUA encontró mínimos beneficios al realizar cirugías genitales en niñas y niños.

“El nivel de hipervigilancia, el solo trauma, el trauma emocional y en la salud mental, es algo de por vida”, dijo Wall. “Podemos reducir el posible trauma psicológico y físico”.

Wall dijo que espera que el cambio en el Hospital Infantil de Boston impulse el cambio, no solo en otros hospitales, sino en las compañías de seguros y en los legisladores, para que las y los activistas no se vean en la necesidad de presionar a sus médicos de manera individual.

En los últimos años, los legisladores estatales de California, Nueva York y Connecticut han presentado proyectos de ley para detener las cirugías intersexuales, aunque finalmente ninguno se convirtió en ley.

“Necesitamos una legislación con fuerza”, dijo Wall. “Necesitamos una legislación que realmente diga que estas cirugías no pueden realizarse en niñas y niños, a menos que los médicos puedan demostrar que estas cirugías son necesarias”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .