Como ha sido mi vida siendo una mujer intersexual. Por Lavalle Wollam

Como ha sido mi vida siendo una mujer intersexual

Por Lavalle Wollam

Traducción: Laura Inter del texto “What My Life’s Been Like As An Intersex Female” de Lavalle Wollam

Fuente: http://www.rolereboot.org/life/details/2016-04-lifes-like-intersex-female/

 lavelle

Simplemente me considero una mujer sin útero ni ovarios.

Aunque podría ser fácil mentirme a mí misma y pretender que simplemente soy una mujer cis-género “normal” (una persona que se identifica con el género que le fue asignado al nacer [y contar con un cuerpo típicamente femenino o masculino]), sé que este no es el caso.

Mi configuración cromosómica es 46 XY; tengo genitales típicamente femeninos, y aunque nací con una apariencia igual que la de cualquier niña “normal”, internamente tenía testículos en lugar de ovarios, lo que significa que soy una mujer intersexual.

Ser intersexual es muy diferente a ser transgénero. La intersexualidad hace referencia a una amplia gama de situaciones en las que una persona no encaja en las típicas definiciones de lo masculino o lo femenino. En algunas circunstancias, un bebé puede nacer con genitales ambiguos, y, en tal caso, muchos doctores sienten la necesidad de “normalizar” la apariencia de los genitales, y así, asignar un género al bebé. Esto obviamente es algo problemático, si los genitales quirúrgicamente alterados no coinciden con la propia identidad de género del niñx [además, aunque coincida con su identidad, es una violación al derecho a la integridad corporal que debe tener toda persona, y ningún cuerpo debe de ser alterado sin el consentimiento de la persona].

No siempre supe que era intersexual. A los tres meses de edad, fui operada para corregir una hernia, y fue durante este procedimiento, que el cirujano se dio cuenta que yo tenía testículos. Debido a que la mayoría de los doctores creen que los testículos internos pueden convertirse en cancerosos, los míos fueron extirpados unos pocos meses después, y le fue sugerido a mis padres que me criaran como una niña. Supongo que podrían pensar que soy afortunada, ya que fui criada como mujer, me sentía mujer, y tenía apariencia de mujer.

Desde que tenía 10 años, sabía que tenía cierta “condición”, pero en realidad no percibía que era diferente de cualquiera de mis compañeras. Incluso en la secundaria, aunque estaba consciente de mi diferencia congénita, simplemente me consideraba una mujer sin útero ni ovarios.

Afortunadamente, mi condición específica no afectó negativamente mi infancia, al menos no significativamente, y mi autopercepción al ir creciendo, no fue terriblemente negativa – mis genitales no fueron arruinados [por una cirugía] y nunca me enfermé de gravedad.

Me sentía avergonzada al cambiarme en los vestidores para la clase de gimnasia, ya que todas las otras chicas a mi alrededor, parecían estar mucho mejor dotadas que yo en cuando a senos. Supongo que se podría decir que veía mi cuerpo algo masculino. Además de esto, al inicio de la adolescencia me sentía aislada, ya que sabía que nunca experimentaría un periodo menstrual como mis amigas, y un poco triste de que no podría experimentar ese rito de iniciación con ellas.

Existe la idea errónea de que una persona intersexual es hermafrodita – mitad hombre y mitad mujer – con un pene pequeño y una vagina parcial. Sin embargo, la intersexualidad puede variar entre múltiples condiciones biológicas, y aunque había escuchado la palabra, no tuve idea de que aplicaba a mi situación hasta que era mucho mayor e intenté unirme a los militares.

lavelle-2

“Ser intersexual me ha enseñado que una persona es una persona, no un género.”

Debido a que no pude responder una pregunta en el formulario médico sobre cuando había comenzado mi periodo menstrual, la dejé en blanco. Cuando el médico preguntó acerca de mi respuesta en blanco, por un momento pensé en la posibilidad de mentir, porque sabía que podía haber problemas con lo que iba a revelar. Desde un punto de vista general, no importaba. Existen una serie de políticas discriminatorias que impiden que las personas como yo, podamos servir en las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

Incluso después de esperar casi cuatro meses por las citas para los exámenes de sangre y los análisis de densidad ósea, para asegurarse de que estaba sana, me negaron entrar debido a un “defecto en los genitales”, a pesar del hecho de que tenía una apariencia típicamente femenina. Lo que resulta más frustrante para mí, es saber que si simplemente hubiera mentido, ahora estaría trabajando con una de las flotas navales.

No es común que diga a las personas en mi vida que soy intersexual, a menos que sea un amigo muy cercano, alguien en quien pueda confiar, o un miembro de mi familia. No es que me sienta avergonzada, pero prefiero no ser tratada diferente debido a mi identidad intersexual.

He sido afortunada, las pocas personas a las que les he dicho, me han aceptado y apoyado. Si algo puedo decir, es que pienso que los doctores interactúan conmigo de una manera completamente diferente. Aunque no he tenido ninguna experiencia horrible en las clínicas que he visitado, un par de endocrinólogos han hablado conmigo como si tuviera una condición médica grave. Pero el último ginecólogo que me examinó, dijo que todo ahí abajo parecía estar bastante “normal”. Después de eso, me sentí muy feliz; me hizo sentir más como una verdadera mujer.

Deseo que la gente entienda que solo porque no encajamos en el género binario, no significa que no podamos ser personas productivas y felices. Demasiadas personas intersexuales han sido operadas con el único propósito de ser “normalizadas”, cuando en realidad, las cirugías frecuentemente tienen como resultado consecuencias negativas.

El sexo es esencialmente una construcción social. Ser intersexual me ha enseñado que una persona es una persona, no un género. Todo mundo debería tratar de ver más allá de eso y evaluar a los demás por su carácter, no por lo que pueda o no pueda haber entre sus piernas.

Si quieres saber más acerca de la comunidad intersexual, visita Inter/Act Youth. Puedes ver videos de Lavelle aquí.

Lavelle Wollam es una chica de alrededor de 20 años, que se identifica como una mujer intersexual y que actualmente carece de un objetivo en la vida, pero está feliz de admitirlo. Sigue a Lavelle en Twitter y Google+.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s