Intersexualidad y cirugía: Hipocresías. Por Feministadas

Intersexualidad y cirugía: Hipocresías

Por Feministadas

Fuente: http://feministadas.blogspot.mx/2014/10/intersexualidad-y-cirugia-hipocresias.html

*Artículo tomado del blog http://feministadas.blogspot.mx/ – publicamos este artículo en el blog de Brújula Intersexual para que pueda ser de fácil acceso a las personas que buscan información sobre intersexualidad, es un artículo que nos parece muy importante que lean los padres de todo bebé intersexual

Aviso: Sobra decir que los términos normal y raro que se van a usar en la entrada se usarán desde la perspectiva y el discurso normativo de la sociedad.

Venía yo cagándome en la sociedad (como siempre) esperando en la parada del autobus cuando de repente he recordado un documental que vi hace uno o dos años sobre personas intersexuales en todo el mundo. En el documental, dividido en tres partes: LA CIENCIA DEL GÉNERO / INTERSEXUALES, se entrevista a personas intersexuales que sufrieron una cirugía en sus genitales cuando eran bebés.

¿Qué aprendí cuando vi este documental en su momento? Mucho. Muchísimo.

  • Algunas personas nacen con genitales no normativos.
  • Las personas que no tienen ni pene ni vagina no reciben el nombre hermafroditas sino intersexuales.
  • A la mayoría de esas personas se les sometió a cirugías para convertirlos en la niña prototipo o el niño prototipo según lo establecido vaginas/penes.
  • Todas las personas que habían sufrido esa cirugía desearían no haberla pasado.
  • La única persona que contactó con la organización que había vivido con sus genitales no normativos sin someterse a cirugía… era tremendamente feliz.

Como hemos dicho, muchos padres de las personas entrevistadas en el documental habían sometido a sus bebés recién nacidos a cirugías cuyo único objetivo es convertir a ese bebé raro en algo normal. En un niño o en una niña. Con su pene normal o su vagina normal.

¿Por qué se quejaban estas personas de que les hubieran sometido a una cirugía cuando apenas tenían meses? Los motivos eran diversos:

  • Es que me he pasado toda mi vida en el hospital porque tenían que seguir con las modificaciones de mis genitales.
  • Se me infectan
  • No son los genitales que me representan.
  • No disfruto del sexo debido a la mutilación a la que me han sometido (pérdida de sensibilidad, dolor… etc).

¿Queréis saber la pinta que tiene una cirugía de genitales? Podéis, por ejemplo, ver la foto de Mauro Cabral, conocido activista intersex, mostrando su barriga al aire con sus cicatrices. Ya que os lo presento, aquí tenéis una entrevista al mismo.

Tened en cuenta que estamos hablando de algo extremadamente serio. Estamos hablando de mutilar los genitales de un bebé con meses sin preguntarle su opinión respecto a dicha modificación ni con qué genero se identifica (si es que se identifica con alguno binario). Estamos arruinando la vida sexual de muchas personas además de su identidad de género, lo cual conlleva depresiones y problemas de aceptación.

Pues bien, jamás olvidaré que, tras ver este documental, fui a contárselo a mis padres y a algunxs conocidxs. Les dije “Hey, he visto este documental… Nunca me había planteado este dilema… La gente lo pasa super mal cuanto los operan, todxs deseaban no haber sido operados… Qué fuerte ¿No? Qué pena ¿No?”.

La respuesta siempre era oh, sí, qué pena que me da.

Minutos después preguntaba:

“¿Y tú, que harías si tienes unx hijx intersexual? ¿Lo someterías a cirugía?”

Respuesta única:

“OPERARLO, QUÉ VOY A HACER, TENDRÁ QUE SER NIÑO O NIÑA, DIGO YO”

Imaginaros mi cara. Flipando.

Pero, vamos a ver, si te acabo de contar lo mal que lo pasa esta gente cuando le revientas la vida a base de operar sin su permiso sus genitales, todo para que entren dentro de unos cánones y de unas categorías hombre/mujer.

Ademas es que tú me has dicho que sí, que comprendes su dolor y su pena.

¿A qué viene eso ahora?

Estamos hablando de una pregunta formulada en 2012, no en 1960. En 2012 todos estábamos ya super avanzados y todos éramos modernos ¿No? ¿Ah, no? ¿No era así? No.

Y entonces lo comprendí.

Comprendí que no os importa el sufrimiento de estas personas. Todo lo que decís que hacéis por su bien es mentira.

Cuando decís que los operáis para que en el colegio no lo pasen mal y tengan claro su rol niño/nina. Para que no se metan con ellxs el resto de niños y niñas del colegio.  Para que no se sientan confundidxs. Para que lleven una vida normal. Para que nunca se sientan rarxs.

Sí, lo hago por mi bebé, para que en el futuro me lo agradezca. Para que me diga “Mamá, papá, gracias por hacerme encajar en esta sociedad con esa operación y no permitirme ser un bicho raro sin cabida”.

intersex Flag
Bandera Intersexual

Mentira

No lo hacéis por ellxs, lo hacéis por vosotrxs. Única y exclusivamente. Porque:

  • No queréis tener un bebé raro.
  • No queréis plantearos que hay más vida fuera del binarismo hombre/mujer.
  • Queréis saber si comprarle azul o rosa.
  • Necesitáis saber si ponerle vestidos o no. Pintauñas o no. Barbies o Scalextric.
  • No sabéis como educar de forma no sexista y no queréis aprender.
  • Os da miedo.
  • Queréis que encajen dentro de las categorías establecidas en la sociedad.
  • No queréis tener que dar explicaciones a vecinxs y familiares.
  • No queréis tener que explicar que vuestro bebé ha nacido raro y siempre va a serlo.

¿Que deje de hormonar de forma no consensuada y de mutilar los genitales de lxs niñxs intersex?

¡No hablas en serio!

Es que entonces los padres y colegas tendrían que aceptar a esos niñxs tal y como son…

 

 

intersex assigned male
Tomado de: Assigned Male

Buscar el bien propio sin interesarte por el daño que se hace es egoísmo. Buscar excusas que justifiquen el daño ajeno con tu conciencia tranquila es hipocresía.

  • Si alguien quiere someterse a una cirugía en sus genitales será decisión suya.
  • Si alguien tiene que definir cuál es su género, tenga los genitales que tenga, será el bebé cuando sea adulto, no tú.
  • Si su género no es ni hombre ni mujer, tu deber es respetar y apoyar su identidad de género.

La próxima vez que pregunte a alguien “¿Y tú? ¿Qué harías tú con un bebé así? ¿Lo operarías?” espero que la respuesta inmediata y sin resquicio de duda sea:

No, a no ser que sea estrictamente necesario para que lleve a cabo sin problemas la función urinaria, jamás lo operaré sin su permiso”.

Nota: Sé que hubo padres y madres que sometieron a sus bebés a cirugías bajo presión de doctores que en esa época ofrecían la cirugía como solución única y necesaria. No culpabilizo a esos padres, culpabilizo a los que hoy en día aún optarían por la cirugía por el binarismo.

2 comentarios

  1. Me genera reacciones emocionales. Sí, los padres pueden excusarse en los médicos, pero la realidad es que, cualquiera que haya sido la recomendación o diagnóstico fatal emitido por estos, no se justifica que entregan su derecho a decidir al rendirse ni siquiera ante los propios temores que les habitan, sino a los prejuicios sociales que ellos mismos llevan consigo. Eso es lo imperdonable, antes y ahora, que en el fondo no combaten ese miedo, ese prejuicio. Y eso es lo triste para unx que tiene que vivir con las consecuencias el resto de la vida. Tanto como si le hubieran amputado un brazo. Y no pienso que esté exagerando en comparar una cosa con otra: al final seguimos hablando de mutilación, de imposición de terapias y tratamientos sólo para no destruir lo socialmente aceptado.

    No hay libertad en un mundo así. Sólo queda luchar por ella, incluso si con las alas cortadas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s