La política en el cuerpo intersexual.Por Katie Milanowicz

La política en el cuerpo intersexual

Por Katie Milanowicz

Fecha de publicación: 7 de marzo de 2016

Traducción de Laura Inter del artículo Intersex Body Politics de Katie Milanowicz

Fuente: http://www.lateralmag.com/articles/issue-8/intersex-body-politics

Las intervenciones quirúrgicas no consensuales en personas intersexuales han sido el status quo durante mucho tiempo. Ahora, defensores intersexuales están luchando por tener el derecho a controlar lo que sucede a sus propios cuerpos.

Intersex Body Politics.jpg
Ilustración por Michael Dockery

Las cirugías de ‘normalización’ genital, se han convertido en procedimientos comunes realizados en niñxs y adultos con rasgos intersexuales  desde la década de 1950, y aunque estos procedimientos son aún comúnes hoy en día, lxs defensores dicen que son obsoletos y que causan más daño que bien. Así que, ¿qué exactamente significa ser intersexual? y ¿qué dice la evidencia acerca de la intervención quirúrgica?

Aunque personajes intersexuales han aparecido en la cultura popular (piensen en Ken y Amy en Freaks and Geeks del año 2000), y nacer con rasgos intersexuales es tan común como tener el cabello pelirrojo, las personas intersexuales aún son incomprendidas y un grupo marginalizado con un alto riesgo de mala salud mental y suicidio.

Los conceptos erróneos y la información falsa sobre la intersexualidad son encontrados con frecuencia, y hacen poco para promover los derechos y la calidad de vida para las personas que nacen con algo tan común como los rasgos intersexuales. Por ejemplo, muchos asumen que ser transgénero y ser intersexual son la misma cosa, siendo que son grupos separados que enfrentan diferentes desafíos y formas de discriminación. Las personas trans nacen con cuerpos típicamente masculinos o femeninos, pero se identifican como del género contrario y pueden escoger si se someten a terapia hormonal o cirugía de reasignación sexual, mientras que las personas intersexuales tienen una anatomía que no es considerada típicamente masculina o femenina.

Sabemos que existen por lo menos 40 variaciones de los rasgos intersexuales, pero debido a la falta de cifras de población y datos para las personas con variaciones intersexuales, podrían existir muchas más. Lo que significa ser intersexual varia de persona a persona; algunxs puede ser que no tengan diferencias anatómicas visibles, y algunas personas incluso pueden vivir toda su vida sin saber que son intersexuales.

Intersex Body Politics2.jpg
Las variaciones intersexuales frecuentemente son causadas por variaciones naturales en el número de cromosomas sexuales.

El activista y presidente de la Organización Internacional Intersexual de Australia (OII Australia), Morgan Carpenter, ya era un adulto cuando fue diagnosticado con rasgos intersexuales y se le convenció de someterse a múltiples cirugías que lo dejaron traumatizado.

 

“Tuve la primera cirugía y se sintió como si fuera en un tipo de montaña rusa de la que no podía bajarme, y de la que realmente no tenía control… fue muy perjudicial,” dijo Morgan.

Fue hasta que encontró el sitio web de un grupo de apoyo llamado Bodies Like Ours (que ya no está en funcionamiento, pero ha sido reemplazado por sitios como este), que comenzó a hacer frente al trauma físico y mental de las cirugías, de las que dijo “son peores que la diferencia física inicial”. Ahora invierte mucho de su tiempo creando conciencia acerca de los derechos de las personas intersexuales, y alzando la voz a favor del consentimiento informado.

Morgan no está solo en su experiencia. Un reciente estudio australiano, que es el más grande estudio que se haya llevado a cabo sobre las consecuencias a largo plazo de la intervención, muestra que muchos de los participantes informaron “varios impactos físicos, mentales y psicológicos de los tratamientos.” Aún más preocupante, el estudio encontró que “a una quinta parte de los participantes, no les fue proporcionada ninguna información acerca de los tratamientos quirúrgicos u hormonales que recibieron, y a la mayoría no se le informó acerca de los riesgos relacionados a las intervenciones, ni sobre su derecho a no someterse a estos procedimientos que frecuentemente implican un cambio de vida, ni otra información relacionada.”

Aquí es donde se encuentra el problema con la intervención, ya que no es la cirugía en sí misma la que posee la posibilidad de dañar, sino la falta de consentimiento informado – particularmente cuando están involucrados bebés y niñxs, ya que existe el riesgo evidente de asignar el sexo equivocado.

 Intersex Body Politics3 babies

Imagen: Cuando la cirugía es realizada para adecuarse a las normas de género, esta puede causar daño psicológico a largo plazo. Dave Herholz/Flickr

Con tan altos riesgos para la salud mental, vale la pena considerar porque es que se practica la intervención quirúrgica, y que tan médicamente necesario es este procedimiento.

Durante una investigación del Senado, la OII Australia señaló que “la práctica clínica está aún basada en afirmaciones inconscientes de riesgos y beneficios psicológicos, y en riesgos de cáncer,” y de manera generalizada es aceptado que la no intervención, extrañamente implica una amenaza para la salud. Por lo tanto, parece que la única justificación para la intervención es que los genitales ambiguos pudieran resultar en daño psicológico, sin embargo, los estudios ahora están mostrando que la intervención en sí misma es mucho más probable que cause daño.

Este es el motivo por el que organizaciones como OII Australia están presionando para que se realicen más investigaciones en esta área, y el motivo por el que en 2013 varias organizaciones intersexuales acordaron una declaración común que llama a detener los tratamientos médicos innecesarios y coercitivos. Esta declaración hizo eco de las recomendaciones de un Informe del Comité del Senado sobre la esterilización involuntaria y forzada de personas intersexuales en Australia, y fue apoyada por un informe de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas intersexuales.

Sin embargo, a pesar del reconocimiento de las organizaciones intersexuales, e incluso de los médicos, sobre la falta de justificación de estas cirugías, estos procedimientos aún son realizados en niñxs y pacientes que son inapropiadamente informados, que Morgan dice que es debido a la inercia en la profesión médica, y a la falta de seguimiento a largo plazo de los pacientes debido a la estructura de nuestro sistema médico. Por eso es que cree que los estudios a largo plazo en esta área son muy importantes.

“En Australia… la profesión médica está dividida en demasiadas categorías, tales como medicina pediátrica, genética, endocrinología, ginecología, etc., que no cubren todo el ciclo de vida de un paciente, y cuando no cubres todo el ciclo de vida, no tiendes a ver las consecuencias en los adultos de las intervenciones tempranas,” dijo Morgan.

Intersex Body Politics4 golden boyImagen: Las cuestiones intersexuales cada vez son más conocidas por la sociedad, gracias a libros como Golden Boy, de Abigail Tarttelin, el cual es acerca de un adolescente intersexual llamado Max. Chris Goldberg/Flickr

Mientras tanto, la sociedad aún tiene mucho que aprender acerca de las cuestiones LGBTI. Por ejemplo, Morgan recordó que históricamente las personas veían el ser transgénero como sinónimo de ser gay o lesbiana. “Solo ahora, las personas están comenzando a entender que ser transgénero es diferente a ser gay, o lesbiana o bisexual, y ser intersexual es diferente también.”

Y debido a que muchos de quienes fueron diagnosticados como intersexuales, se identifican ya sea como hombres o como mujeres, los activistas como Morgan se dan cuenta de que ver la intersexualidad como un tercer sexo no ayuda en nada, y es una forma de marginación. En su lugar, el cree que deberíamos permitir a las personas elegir su propia identidad y no ver a la intersexualidad como un problema. “En lugar de ver a las personas con rasgos intersexuales como niños o niñas con un trastorno o desorden, deberíamos reevaluar las estrechas expectativas sociales de lo que es normal en los cuerpos de las niñas y en los cuerpos de los niños”.

Aunque la idea de cambiar las expectativas sociales de lo que es normal, pudiera parecer una meta muy alta, existen muchos grupos como OII Australia que día a día están desafiando al status quo, con la esperanza de que la profesión médica y los políticos sigan el ejemplo. Como hemos visto con otras cuestiones LGBTI, en lo referente al reconocimiento y aceptación, el progreso toma tiempo, y con el tiempo esperamos ver un cambio en cómo es tratada y percibida la comunidad intersexual, así como la erradicación de las intervenciones quirúrgicas innecesarias, no debidamente informadas o coercitivas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s