Apoyando a un adolescente intersexual. Por ReachOUT

Apoyando a un adolescente intersexual

Por ReachOUT

Traducción: Laura Inter del artículo “Supporting an intersex teenager” de ReachOUT

Fuente: https://parents.au.reachout.com/skills-to-build/connecting-and-communicating/things-to-try-supportive-parenting/supporting-an-intersex-teenager

mujer

Este artículo fue escrito y revisado por personas con variaciones intersexuales

Criar o apoyar a un adolescente con una variación intersexual puede implicar nuevos desafíos a medida que comienza a tomar sus propias decisiones y a definir quién es. Este artículo proporciona algo de contexto que puede ayudarte a comprender lo que tu adolescente intersexual puede estar experimentando, información sobre atención médica y de salud, y enlaces a servicios donde pueden proporcionarles apoyo y orientación.

¿Qué significa ser intersexual?

Las personas intersexuales nacen con características físicas – tales como genitales, cromosomas o características genéticas – que no se ajustan a las expectativas médicas para los cuerpos femeninos o masculinos. Muchas personas piensan que “intersexual” es una palabra para un tipo de identidad o para un cuerpo en particular. Este no es el caso – las personas intersexuales tienen muchas diferentes variaciones y todo tipo de cuerpos e identidades.

Al igual que sucede con todas las demás personas, al nacer se determina si una persona intersexual es hombre o mujer basándose en su apariencia. A esto se le conoce como asignación sexual. Si los médicos no están seguros de que sexo asignar, realizan pruebas. Las características intersexuales no siempre son obvias al nacer; pueden manifestarse durante la infancia o la pubertad, o incluso después durante la vida.

Las personas intersexuales aprenden y eligen utilizar muchas diferentes palabras para describirse a sí mismas. Estas incluyen términos diagnósticos, y términos generales tales como “variaciones de las características sexuales”, “trastornos” o “diferencias del desarrollo sexual” (DSD). Elegir palabras positivas puede ayudarte a aceptar a tu hijo o hija y a su cuerpo. Cualquiera que sea la variación de una persona, simplemente es parte de quien es.

¿Qué desafíos enfrentan las familias de las personas intersexuales?

Aunque existen muchas variaciones intersexuales, las personas intersexuales y sus familias tienen muchas experiencias en común. Puede ser difícil para tu hijo o hija el tener una apariencia diferente o desarrollarse de manera distinta a sus hermanos (as) y amigos (as). Puede ser desafiante acudir a los servicios médicos, y encontrar las palabras correctas al hablar con tu hijo o hija y con otras personas.

Los padres han informado que les han dicho que oculten información a sus hijos o hijas sobre sus variaciones intersexuales. Esto puede ser dañino para tu hijo o hija, ya que le dice que su cuerpo es vergonzoso. Contactar con grupos de apoyo, y ponerse en contacto con otras personas con experiencias similares, puede ayudarte a tomar buenas decisiones acerca de la edad apropiada para revelar información y hablar sobre los tratamientos médicos.

Los padres y médicos de las personas que tienen una apariencia distinta a menudo temen que sus hijos o hijas sufran bullying o daño. Algunos médicos creen que las niñas y niños necesitan cirugía para poder crecer y ser “normales”, o para prevenir que sufran bullying o sean intimidados por otras personas. Las niñas y niños intersexuales sanos pueden atravesar revisiones físicas, cirugías y tratamientos hormonales para hacer que sus cuerpos tengan una apariencia más como la de los niños y niñas típicos. Desafortunadamente, muchas personas han sido dañadas por estos tratamientos, en especial cuando no se les dio la posibilidad de optar o no por estos.

No existe evidencia de que las intervenciones quirúrgicas prevengan el bullying o acoso. Las personas pueden vivir felices con todo tipo de cuerpos cuando son tratadas con compasión y entendimiento. La mayoría simplemente necesitamos el amor y apoyo de nuestras amistades y familiares. Cuando se trata de cirugía, la persona con variaciones intersexuales debería ser capaz de tomar sus propias decisiones acerca de su cuerpo y su identidad.

Salud y atención médica

Algunos tratamientos pueden ser necesarios para la salud de una persona intersexual, pero no deberían de solicitarte que proporciones tu consentimiento a tratamientos que tienen la intención de hacer que el cuerpo de tu hija o hijo tenga una apariencia más típicamente femenina o masculina. Muchos médicos pueden carecer de la capacitación y comprensión necesarias para apoyar las necesidades de las y los adolescentes intersexuales. Puede ser una buena idea el obtener una segunda o tercera opinión, y buscar apoyo de un asesor o grupo de apoyo entre pares.

Muchas cirugías, en especial las que involucran los genitales, necesitarán procedimientos de seguimiento o atención continua a lo largo del tiempo. La experiencia de continuas revisiones genitales puede ser, en sí misma, estresante. Todas las cirugías pueden tener secuelas como cicatrices y pérdida de sensibilidad en y alrededor de las partes del cuerpo afectadas. A medida que tu hija o hijo adolescente crece y se vuelve sexualmente activo, estos problemas pueden hacerse evidentes.

Si un médico te pregunta que accedas a un tratamiento médico para tu hija o hijo, puedes elegir no hacerlo. Antes de tomar una decisión:

  • Pregunta acerca del propósito del tratamiento, riesgos y resultados a largo plazo
  • Pregunta e investiga acerca de alternativas de tratamiento, incluyendo el no realizar el tratamiento
  • Pregunta acerca de los tratamientos de seguimiento, incluyendo las revisiones genitales y continuas cirugías
  • Pregunta e investiga acerca de los posibles efectos en la futura función y sensibilidad sexual de tu hijo o hija, e intenta no asumir su futura identidad y comportamiento
  • Investiga que dicen las organizaciones de derechos humanos y los grupos dirigidos por personas intersexuales acerca de los tratamientos propuestos
  • Solicita que te pongan en contacto con otras personas con experiencias similares
  • Solicita material detallado y por escrito de todo esto

Ayuda a tu hija o hijo a valorarse a sí mismo y a su propio cuerpo. Permítele saber que tiene el derecho a negarse a los tratamientos si no está seguro o no los desea. Permítele esperar hasta que sienta seguridad y entienda su cuerpo y sus necesidades, además de su identidad, antes de tomar decisiones sobre procedimientos cosméticos.

Algunas personas intersexuales tienen condiciones de salud que no tienen nada que ver con su apariencia e identidades, incluyendo infertilidad, problemas psicosociales, o condiciones de salud física asociadas con su variación. Algunas veces estas situaciones pueden ser descuidadas. Es importante que tanto tú como tu hijo o hija adolescente, obtengan el apoyo que necesitan. Pueden ser de ayuda los grupos de apoyo entre pares y los asesores con experiencia.

¿Las personas intersexuales son LGBT?

Estadísticamente, la mayoría de las personas intersexuales son heterosexuales y se identifican con el sexo masculino o femenino que les fue asignado al nacer. Sin embargo, al igual que otras personas, tu hijo o hija puede ser LGBT. Esto es algo que tiene que ser entendido y apoyado en sus propios términos. Es posible que sea aceptado (a) en algunos espacios LGBT en los que las personas intersexuales son comprendidas y apoyadas. Es importante recordar que los tratamientos médicos que se realizan a las personas con variaciones intersexuales no promueven ni previenen que estas se identifiquen como LGBT.

Atravesando situaciones sociales y familiares

Si tu hijo o hija tiene problemas en la escuela, independientemente de si esto parece estar relacionado a su cuerpo, toma estos problemas en serio y busca apoyo. Puede ser que algunas veces sea necesario revelar alguna información acerca de la variación de tu hijo o hija. Elige bien las palabras que utilizarás, para evitar malentendidos. Si esto resulta difícil, considera enviar de manera anónima información a la escuela, o solicita a una organización intersexual que contacte con la escuela.

Si las decisiones pasadas han causado daño a tu hijo o hija, recuerda que sanar toma tiempo y comprensión. Los grupos intersexuales tienen familiaridad con estos problemas y pueden ser capaces de ayudar.

Si tu hijo o hija tiene hermanos, recuerda que también necesitan atención. Puede ser que recientan la atención que recibe su hermano o hermana intersexual, el tiempo que lleva el asistir a sus citas médicas, o la existencia de “secretos familiares”. Dedícales tiempo para que no se sientan excluidos. Consulta con tu hija o hijo intersexual lo que les digas a sus hermanos. Ten conversaciones con todos tus hijos e hijas acerca de la privacidad y los límites.

Aprende más

Una comunidad intersexual está creciendo en Australia, con reuniones periódicas en la mayoría de las ciudades capitales. Las reuniones permiten a las personas compartir sus experiencias y apoyarse unas a otras. Estas organizaciones pueden ayudarte a obtener más información:

**En México puedes encontrar información en Brújula Intersexual, Intersex y Andrógino y Vivir y Ser Intersex. También puedes buscarnos en Facebook o escribir a brujulaintersexual@gmail.com

¿Encontraste lo que necesitabas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.