Activista Intersexual hace un llamado. Por David Loughrey

Activista Intersexual hace un llamado

Por David Loughrey

Traducción: Laura Inter del artículo “Intersex advocate issues call” de David Loughrey

Fuente: https://www.odt.co.nz/news/dunedin/intersex-advocate-issues-call

Georgia Andrews.png
Georgia Andrews quiere que el público tenga un mejor entendimiento de los problemas que enfrentan las personas intersexuales. Foto: Gerard O’Brien

La historia de la modelo de Bélgica publicada en Otago Daily Times ha representado una gran influencia para una chica Waipiata.

Georgia Andrews, dijo que lo primero que leyó sobre cuestiones intersexuales, fue el artículo sobre la modelo intersexual Hanne Gaby Odiele publicado en febrero del año pasado.

Le ayudó a comenzar a hablar con su familia y amigos, y en abril salió a la luz pública como intersexual.

Desde entonces comenzó a trabajar como activista para las personas intersexuales, y dice que hay muchas cosas que la institución médica tiene que aprender sobre el tema.

La Srita. Andrews (de 25 años), creció en Maniototo, donde sus padres son granjeros de ovejas y terneras.

Se mudó a Dunedin para completar una licenciatura en educación en la Universidad de Otago, donde se graduó en 2013.

Se quedó en esa ciudad, donde es una trabajadora social que trabaja con personas jóvenes con discapacidad.

Fue durante el tiempo que pasó en el internado de Timaru, que su estatus como intersexual pasó a primer plano.

Cuando tenía 16 años de edad, tenía migrañas recurrentes, y los médicos en un principio pensaron que eran a consecuencia de un tumor cerebral.

Las pruebas eran inconclusas, al igual que las pruebas para epilepsia.

“Me realizaron unas pruebas de sangre, las cuales revelaron que tengo una variación intersexual”.

Intersexual, dijo, es un término paraguas, que se utiliza para referirse a personas que nacen con una o más de una gama de variaciones en las características sexuales, que caen fuera de las “concepciones tradicionales de los cuerpos masculinos o femeninos”.

Eso significa variaciones en los cromosomas, genitales u órganos internos.

Es algo diferente a ser transgénero, donde las personas con una anatomía típica, sienten que nacieron en el cuerpo equivocado. [Una definición más acertada de transgénero, sería una persona que no se identifica con el género asignado al nacer].

“Cuando fui diagnosticada con mi variación intersexual, como familia se nos dijo que probablemente nunca conocería a otra persona con mi variación en Nueva Zelanda, mucho menos en otro país”.

“Se nos instó a no hablar de esto con los demás miembros de la familia ni con amigos. Básicamente teníamos la impresión de que tenía esta variación médica excepcionalmente rara, y había vergüenza asociada a eso”.

“No me ofrecieron servicios de apoyo psicológico cuando me diagnosticaron. Me hicieron sentir muy aislada”.

Para la Srita. Andrews, el diagnóstico fue que era infértil, y que tenía cromosomas XY masculinos, a pesar de tener “una anatomía relativamente típicamente femenina”.

“Tengo cromosomas XY, y me falta un gen en mi cromosoma Y”.

Fue sometida a cirugía para extirpar el “tejido” que se había formado en lugar de los ovarios.

“No tuvimos la oportunidad de consultar literatura médica, ni de reunirnos con otras personas jóvenes con una variación intersexual, ni de reunirnos con otros padres”.

La Srita. Andrews dijo que nueve años después, aun sabemos poco acerca de este tema.

Eso incluye a los médicos, que cuando les informaba sobre su variación “parecían estar completamente desconcertados”.

Estaba preocupada de que el “consentimiento informado” no fuera necesariamente un requerimiento en lo que concierne a la cirugía o medicación en los casos de intersexualidad.

Cuando operan a un niñx intersexual para proveerle de órganos sexuales “normales”, existen secuelas.

“Muchas cirugías son para fines cosméticos”.

Al preguntarle que deberían hacer los padres en ese tipo de situaciones, la Srita. Andrews dijo que las personas necesitan tiempo para leer sobre el tema, para procesar la información o para acceder a algún tipo de asesoría.

Los médicos necesitan trabajar con las personas para ofrecerles una mejor idea de las implicaciones físicas y psicológicas del diagnóstico y la cirugía.

Ella también quiere visitar universidades, politécnicos y escuelas para hablar con los profesores acerca del tema.

Desde que el artículo fue publicado, ella asistió a una conferencia en Arizona, EUA, donde conoció a Hanne Gaby Odiele.

La Srita. Andrews ahora es copresidenta de Intersex Awareness New Zeland, y gerente de proyectos de Intersex Youth Aotearoa, y dijo que hay mucho trabajo por hacer.

Quienes no tienen la capacidad de encontrar servicios de apoyo, no podrán encontrar apoyo entre pares, algo que es esencial para las personas.

Necesita haber más financiamiento para las personas intersexuales, en lugar de depender de financiamiento mediante subversiones para proveer apoyo “y así sepan que no están solos”.

“Me tomó siete años antes de que fuera capaz de decirle a mi familia inmediata y amigos que era intersexual”, pero lo tomaron de manera “fantástica”.

David.loughrey@odt.co.nz

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s