Video: “Papa Francisco, esto es para usted.” Cecelia McDonald, en Ignite Boulder 33

“Papa Francisco, esto es para usted.” Cecelia McDonald, en Ignite Boulder 33

Transcripción y traducción al español de Hana Aoi (Vivir y Ser Intersex)

¡Muy bien! Concluyamos con esto…

Estos son subtítulos en italiano, y solo quiero decir: Papa Francisco, si está viendo esta plática en línea justo ahora, los subtítulos son para usted. Voy a hablar con esta gente linda por el momento, pero volveré con usted.

Me parece interesante que la primer cosa que hacemos al venir al mundo es llorar. Es como si nuestra primera necesidad fuera ser escuchad*s; si no eres escuchad*, no eres alimentad*, no eres cargad* y tu parte trasera no es limpiada. En la edad adulta, si no somos escuchad*s, no nos morimos; solo dejamos de vivir, dejamos de creer en el amor, y pensamos: “No me amarían de verdad si lo supieran”, ¿verdad?

En realidad, la vergüenza no es el tema de mi plática, pero suficiente gente me ha dicho que no hable sobre lo que sigue, que vale la pena repensar el por qué debemos hacerlo: está en nuestra naturaleza.

Cuando tenía 16 años, fui confirmada en la Iglesia Católica. A los 17, descubrí que era intersex. Me sentía confundida. Las personas intersex poseen características que no encajan en las nociones típicas de masculino o femenino. Con frecuencia, nuestros cuerpos tienen aspectos de ambos sexos, ya sea que se encuentren en nuestra anatomía externa, en nuestros órganos reproductivos, en los niveles hormonales o en el ADN. Como católica, esto me hizo reflexionar: si me anunciaba abiertamente como intersex, ¿me permitirían casarme? No había visto nada que dijera que no, pero tampoco nada que dijera que sí. Después me pregunté: si me casara, ¿mi matrimonio podría ser anulado por cualquier pronunciamiento futuro sobre los derechos de las personas intersex? Finalmente, hay una amplia gama de diferencias del desarrollo sexual. Quizás a mí me permitirían casarme, ¿pero a otras personas intersex les permitirían hacer lo mismo?

Cargué con estas preguntas por más de una década, y durante ese tiempo realmente no estuve en paz. Cada vez que fui a platicar con un sacerdote o un obispo o un experto en ética, la respuesta fue siempre la misma: “ve a hablarlo con alguien más”.

Bueno, esta noche vamos a hablarlo con alguien más.

Esta es la cuenta de Twitter del Papa (@pontifex), y si tienen algún interés en el tema, por favor envíenle un tuit y díganle que sería genial si pudiera escuchar esta plática. Recientemente, el Papa también dio una TED Talk en italiano, así que aprendí italiano, pensando que ese era el mejor idioma para contactarlo. Le hablaré en un momento y ustedes tendrán subtítulos en inglés. Quiero decirles que esto no es un chiste, no estoy le estoy jugando una broma al Papa. Aquí vamos:

Papa Francisco, mi gente sufre. Somos gente cuyos cuerpos no encajan en las definiciones comunes de masculino o femenino. Frecuentemente, nos encontramos en medio. Much*s de nosotr*s encaran discriminación o cirugías dañinas y dolorosas. Algun*s de nosotr*s son asesinados en la infancia. Nos preguntamos si tenemos el derecho de casarnos en la Iglesia. Nos preguntamos si debemos contar nuestras historias.

Papa Francisco, sé que usted conoce la historia de Jesús, que alimentó a cinco mil personas con solo 5 hogazas de pan y 2 pescados. Pero, ¿cómo es posible que si había cinco mil personas, nadie llevara ni pan ni pescado? ¡Eso no parece propio de las madres judías que yo conozco! (risas).

Quizás la comida ya estaba ahí, pero nadie quería compartir, por miedo a sentirse abrumado. Quizás el milagro consiste en compartir lo que tienes, incluso en la necesidad más extrema, y entonces los otros comenzarán a hacer lo mismo.

Mucha gente me ha dicho que debería guardar silencio. Para este momento, ya podría haberme casado en la Iglesia, sin que nadie supiera que era intersex. ¿Por qué hablarlo? Porque cuando una persona comparte acerca de sí misma, otras comienzan a hacer lo mismo. Apreciamos lo que tenemos, en vez de tratar de esconderlo de otr*s.

Papa Francisco, no pido otra cosa de usted que lo que ya me ha dado, si me está escuchando. Todo lo que quería era ser escuchada.

Gracias.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s