Evitar las cirugías innecesarias en niñxs intersexuales. Por I.W. Gregorio (médico cirujano)

Evitar las cirugías innecesarias en niñxs intersexuales

Por I.W. Gregorio (médico cirujano)

Traducción: Laura Inter, del artículo “Spare intersex kids needless surgeries” de I.W. Gregorio

Fuente: http://www.nydailynews.com/opinion/spare-intersex-kids-needless-surgeries-article-1.3339223

doctor paciente.jpg

Como médico, últimamente he gastado mucha energía pidiendo a los miembros del congreso que protejan la capacidad de mis pacientes de obtener las cirugías que necesitan, cuando las necesitan.

Al mismo tiempo, celebro la visión clara de tres ex-cirujanos generales, que piden a los doctores dejar de realizar cirugías en personas que no lo necesitan: lxs niñxs intersexuales, quienes nacen con cuerpos que no encajan perfectamente dentro de las casillas de lo típicamente masculino o femenino.

Se estima que hasta el 1.7% de la población tiene características intersexuales, mientras que los genitales de los recién nacidos reciben atención médica en un estimado de uno de cada 2,000 nacimientos.

Durante décadas, las personas intersexuales han sufrido profundo daño y cirugías genitales médicamente innecesarias, realizadas en la infancia y sin su consentimiento, esto a pesar del hecho de que estas cirugías casi siempre pueden ser pospuestas, hasta que el individuo intersexual pueda participar en el proceso de toma de decisiones.

En la escuela de medicina, no pasamos mucho tiempo en la atención de la intersexualidad, pero cuando la estudiamos, el énfasis estaba en lo que podíamos hacer para “corregir” la intersexualidad: extirpar gónadas “anormales”, reconstruir vaginas “acortadas” y alterar la apariencia de los genitales “ambiguos”. Estas operaciones parecían viables en un libro de texto.

Sin embargo, en la realidad, estas cirugías pueden llevar a complicaciones que tienen como resultado dolor crónico, disminución en la sensibilidad sexual, depresión, trastorno de estrés postraumático y disforia de género.

Cada vez es más evidente que la intersexualidad no necesita ser corregida. Como Joycelyn Elders, David Satcher y Richard Carmona, ex-cirujanos generales de EUA, declararon en un informe recientemente publicado por el centro de investigaciones Palm Center: “No existe evidencia suficiente que diga que crecer con genitales atípicos conduce a la angustia psicosocial”.

Esta es la primera vez que un grupo tan prominente de líderes médicos ha dicho lo que muchos han defendido por más de dos décadas: Deben detenerse las cirugías irreversibles, no consensuales y médicamente innecesarias en niñxs.

Nadie pudiera entender mejor que yo, como los patrones de la práctica de los doctores han ido cambiando lentamente en lo que concierne a la intersexualidad. En 2008, después de que una declaración hecha ante la Academia Americana de Pediatría, que sugería que algunas cirugías intersexuales podían ser pospuestas o diferidas, yo participé en una cirugía para extirpar los testículos internos de una niña con Síndrome de Insensibilidad a los Andrógenos completo, o SIA. Estos pacientes generalmente tienen una apariencia típicamente femenina, pero tienen cromosomas XY, no tienen útero y tienen testículos en su abdomen. La extracción de los testículos de esta joven paciente la hizo menopáusica, forzándola a tomar una terapia de reemplazo hormonal, que aún no ha sido perfeccionada para ser utilizada en adolescentes.

Alguna vez se pensó que estas gónadas tenían un alto riesgo de malignidad y, de hecho, si existe un alto riesgo de malignidad después de la pubertad en ciertos tipos de intersexualidad. Sin embargo, en el SIA, el riesgo de malignidad es solo de 1% o 2%, mucho menor que el riesgo de cáncer de mama de una mujer. El chequeo periódico, ahora se considera una opción segura y, en algunas ocasiones, preferible a la gonadectomia.

El saber que pude haber realizado una cirugía innecesaria a una adolescente, es algo que me ha perseguido desde entonces, y eventualmente me motivó a escribir una novela protagonizada por un personaje intersexual. Espero arrojar luz sobre una población que la profesión médica ha ignorado con demasiada frecuencia.

La comunidad intersexual, durante años ha tenido que vivir con las terribles consecuencias de estas cirugías, mientras que las Sociedades de Urología Pediátrica, no han emitido una declaración recomendando que la cirugía sea pospuesta hasta que lx niñx pueda dar su consentimiento informado. Por el contrario, los cirujanos generales, concluyeron que “cuando un individuo nace con genitales atípicos que no representan riesgo físico, el tratamiento no debe centrarse en la intervención quirúrgica sino en el apoyo psicosocial y educativo para la familia y el niño”

Como los doctores Elders, Satcher y Carmona han demostrado, la profesión médica ya no puede seguir esperando, y tiene la esperanza de que, de manera individual, los cirujanos se abstengan de realizar las cirugías intersexuales, algunas de las cuales han sido etiquetadas por la ONU, la Organización Mundial de la Salud y por Amnistía Internacional, como violaciones a los derechos humanos.

Sinceramente, espero que el resto de la comunidad médica preste atención a las recomendaciones de los cirujanos generales, recordando el juramento que hicieron cuando comenzaban la escuela de medicina: No hacer daño.

Gregorio es urólogo. La novela con la que debutó: “None of the Above” (“Ninguno de los anteriores”), fue finalista en Lamda Literary Awards.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s