Noticia: Un Tribunal Familiar [en Australia] apoya a los padres que quieren extirpar las gónadas de su hija intersexual. Por Caroline Overington

Noticia: Un Tribunal Familiar [en Australia] apoya a los padres que quieren extirpar las gónadas de su hija intersexual

Por Caroline Overington

Traducción: Laura Inter, de la noticia “Family Court backs parents on removal of gonads from intersex child” de Caroline Overington (The Australian)

Fuente: http://www.theaustralian.com.au/news/health-science/family-court-backs-parents-on-removal-of-gonads-from-intersex-child/news-story/60df936c557e2e21707eb198f1300276#itm=taus%7Cnews%7Caus_authors_index%7C1%7Cauthors_storyBlock_headline%7CIntersex_op_for_five_year_old%7Cindex%7Cauthor&itmt=1481067966907

IGM.jpg

Una niña de 5 años de edad que nació genéticamente masculina, será criada como una mujer esterilizada, después de que el Tribunal Familiar accediera a una petición de los padres para que extirparan las gónadas de la niña.

La niña, conocida como Carla, nació con genitales ambiguos. Al principio los doctores pensaron que era niña, pero las pruebas revelaron que Carla no tenía órganos reproductores femeninos, sino que tenía gónadas masculinas dentro de su cuerpo. Sus genitales se asemejaban a los de una mujer.

Estos bebés alguna vez fueron llamados erróneamente hermafroditas, pero hoy en día son conocidos más comúnmente como intersexuales. Durante gran parte del siglo 20, se animó a los padres a asignarles un género, y luego a optar por la cirugía. Este enfoque es rechazado hoy en día por muchos en la emergente comunidad intersexual, quienes argumentan en contra de las “cirugías médicamente innecesarias” en niñxs.

El principal activista intersexual australiano, Morgan Carpenter, dijo a The Australian: “Creemos que es apropiado asignar un género a unx niñx intersexual, pero no creemos que sea necesario forzar quirúrgicamente ese género, porque lx niñx necesitará decidir su identidad por sí mismx, cuando sea mayor, y eso es difícil cuando la cirugía se impone en ellxs cuando son niñxs.”

El caso de Carla fue decidido por Colin Forrest, juez del Tribunal Familiar, en enero, sus razones no fueron reveladas hasta ahora que fueron publicadas. Carla nació con la “apariencia externa de una niña”, pero cuando su madre notó inflamación alrededor de la vulva, se hicieron más pruebas, que revelaron que ella era “genéticamente masculina”. “Sus amorosos padres, después de obtener asesoría médica y apoyo de expertos, determinaron criarla como mujer,” decía en el juicio.

Optaron por la cirugía para “mejorar la apariencia de sus genitales femeninos”, aunque aún era una niña. Luego, cuando Carla cumplió cinco años de edad, decidieron poner en claro si necesitaban buscar el permiso de un juez para realizar una cirugía más compleja, que incluía extirpar sus gónadas.

El tribunal determinó que los padres estaban haciendo buen uso de sus derechos al buscar una cirugía para Carla, y que no tenían que consultar con el tribunal. El tribunal escuchó que Carla “disfrutaba de los juguetes y colores que son típicamente femeninos, por ejemplo, tiene cortinas rosas, una colcha y un camper de Barbie, collares, brillo de labios , hadas”.

“Ella felizmente usa una falda con flores y una blusa con brillantes lentejuelas, y ropa interior de la ratona Minnie, y peina su cabello rubio con trenzas…. Nunca intenta mantenerse de pie mientras orina, no le gusta que se le llame o que se refieran a ella con pronombres femeninos.” Uno de los médicos de Carla le dijo al tribunal que sus gónadas debían ser extirpadas, para mitigar el riesgo de desarrollar cáncer, diciendo que “al realizar el procedimiento propuesto, se eliminaría el riesgo de tumores”.

Se le dijo al tribunal que Carla pudiera requerir una cirugía adicional cuando fuera mayor, “para permitir que su cavidad vaginal pueda tener la capacidad adecuada para la penetración sexual”.

Los derechos de lxs niñxs intersexuales fueron objeto de una investigación del Senado australiano en 2013, y son promovidos por el ex alcalde, ahora concejal de la Bahía de Hobson, Tony Briffa, quien fue criado como una niña llamada Antoinette, y se le extirparon sus gónadas a la edad de 7 años. Al dar su testimonio ante el Senado, el Sr. Briffa dijo: “Convencieron a mi madre para que autorizara que yo fuera castrado.”

El Sr. Briffa, ahora hace advertencias contra la cirugía, y prefiere ser conocido como alguien que no es ni hombre ni mujer, sino intersexual. El nacimiento de alguien intersexual no es tan común, un estudio sugiere que uno de cada 4500 bebés australianos nace con genitales que son “significativamente ambiguos, de manera que el sexo del bebé no puede ser determinado inmediatamente”. [Otras fuentes sugieren que es bastante común el nacimiento de un bebé intersexual: 1 de cada 150]

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s